Viernes 29, Noviembre 2019

“En ciencias, las mujeres somos mayoría, pero si nos mantenemos en minoría, será muchísimo más complicado”

Núria Salán, catalana, licenciada en ciencias químicas, especializada en metalurgia y doctora en ingeniería viene a la Argentina para celebrar el 20 Aniversario de Fundación SES y La Liga de Organizaciones de la Sociedad Civil y nos invita a pensar sobre la formación en las ciencias y la necesidad de que la escuela incorpore mejor las tecnologías.

“La ciencia nos muestra y ayuda a entender el mundo que tenemos a nuestro alrededor, pero la tecnología nos ayuda a cambiarlo” dice Núria citando a Theodore Von Kármán, ingeniero y físico húngaro. “La tecnología es transversal y debería formar parte de nuestra formación desde el jardín de infancia. Estamos en el siglo XXI, en la edad digital, inmersos en la 4a revolución industrial, no tiene sentido que mantengamos estructuras formativas del siglo XIX: leer, memorizar, repetir en un escrito y olvidar”. Salán reconoce que en dicha forma de enseñar subyace la repetición y esto genera cierta “comodidad” en la tarea docente.

El desafío es salir de ese estadio. “Las metodologías activas, basadas en retos, en espíritu crítico, en toma de decisiones, ayuda a que nuestros jóvenes sean protagonistas de su proceso educativo, y esto lo trasladarán a su vida profesional”, amplía Salan. “Hemos de conseguir que nuestras generaciones sean tecnófílicas y no tecnofóbicas. Y en este discurso, no podemos dejar de lado la ausencia de talento femenino, porque si desde pequeñitas, a las niñas, no se les anima a utilizar herramientas, seguiremos teniendo ausencia de talento femenino porque no se decantarán por opciones que perciben como ajenas. Y con esto hago referencia herramientas TECH, mecánicas, físicas, de construcción, o bien herramientas TIC, basadas en informática o telecomunicaciones” Núria es muy enfática al decir que las brechas de desigualdades se achican con mayor presencia y visibilidad de las mujeres en los espacios de toma de decisión “Hay una brecha innegable, en proporciones de población y, por supuesto, en sueldos. (Las mujeres) trabajan pero no deciden, contribuyen pero no determinan.

Cuando no tengamos brecha en proporciones de presencia, podremos empezar a eliminar la brecha salarial... Si nos mantenemos en minoría, será muchísimo más complicado...” Núria ofrece algunas claves para iniciar el camino y romper el “techo de cristal”: 1) la formación tecnológica para docentes de inicial: “si las personas que se responsabilizan de la formación de nuestros pequeños y pequeñas, no tiene conocimientos de tecnología, no puede transmitirlos con pasión”... 2) incorporar o convocar modelos y referentes de proximidad. “Los modelos de proximidad generan mucha empatía” 3) diseñar actividades TECH-TIC en todos los niveles.

Nuria Salan estará presente el día jueves 5 de diciembre en el evento celebración 20° Aniversario de Fundación SES y La Liga.
Conocé más ingresando www.aniversarioses.org.