Lunes 16, Septiembre 2019

“Cuando negamos a los chicos y chicas poder pensar y formarse en cuestiones alrededor de la vida sexual y reproductiva, les estamos prohibiendo ser”

En una entrevista realizada para la CLADE (Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación) , Daniela Devoto, militante feminista y trabajadora de Fundación SES y en representación de la CADE, el capítulo argentino de la Campaña, de la cual es miembro Fundación SES, comenta la importancia del rol de los movimientos sociales y sectoriales para poner en agenda los temas relativos a la sexualidad y al derecho a la identidad y la reproducción, en un contexto de retraimiento y “omisión” del Estado.

Daniela plantea que hay que “entender la sexualidad como parte de los derechos sexuales y reproductivos, que hacen a la conformación de la ciudadanía” y reconoce que la Educación Sexual Integral (ESI) da paso a una nueva perspectiva de la sexualidad y la identidad: “Me parece que durante mucho tiempo este tema fue tomado desde una mirada biologicista, hasta disciplinadora, sobre todo con jóvenes. Eso tenía que ver con la idea del “cuidate”, con las enfermedades, con los cambios corporales, y no tanto con lo que se entiende como ciudadanía, con el hecho de que la sexualidad es parte de la formación de una persona”.

A su vez, asegura que la Argentina ha tenido fuertes retrocesos y una aplicación débil de la ESI en términos presupuestarios y en acciones concretas. Pero, ante esa ausencia, se han desarrollado numerosas iniciativas que han permitido fortalecer espacios de trabajo y reflexión así como de formación. “Hace unos meses se viene gestando la Red Nacional de Docentes por la Educación Sexual Integral. Es una red que no está actuando dentro de los sindicatos, ni dentro del marco que da el Estado, sino que se están juntando por fuera y con las organizaciones de mujeres y feministas, para fortalecer estos temas en el cotidiano de las escuelas”.

“Por un lado, aparece ese tipo de experiencias, pero también tenemos conocimiento de estudiantes que se organizan en sus centros de estudiantes, contactan con organizaciones, sobretodo feministas, en su territorio y generan espacios de taller y debate para seguir formándose. Eso es más invisible, pero sucede cotidianamente”.

“También se creó la diplomatura de Género y Políticas Públicas en la Universidad General Sarmiento. Esa es una diplomatura que también ha generado vida social al tema, pues no solo tiene un corpus teórico a estudiar, sino que además va impulsando entre sus estudiantes, en cada cohorte, proyectos de aplicación”.

“La aceptación del uso del lenguaje inclusivo para la producción académica, periodística. La incorporación de periodistas especializados en imprimir la perspectiva de géneros en los medios de comunicación, son todos signos de necesidad: necesidad de visibilizar, necesidad de revertir paradigmas”.

“En el mismo sentido, los encuentros nacionales de mujeres, que ya llevan 40 años, son cada vez más masivos, lo mismo que las marchas de #NiUnaMenos o las movilizaciones a favor de la legalización del aborto”.
Respecto de estos movimientos y la reacción que han generado en algunos sectores, Daniela marca una posición muy firme “Tenemos que desarticular ese discurso de “con mis hijos no te metas”, entender que no hablar de la sexualidad es también una manera de educar, de educar en el tabú, en el prejuicio, en los estereotipos que también implican un modelo de vínculo frente a los derechos de las personas. El discurso tiene que ser el diálogo y de desarticular esas iniciativas desde la reflexión”.

“No es un Boca x River, como decimos en Argentina. Estamos hablando de derechos. Tanto en el caso del matrimonio igualitario, como la cuestión del aborto, el intento no es hacer que la persona se case con otra o que aborte, lo que estamos abriendo es la puerta de la libertad, de la posibilidad. Cada quien decida cómo vivir su vida de acuerdo a sus elecciones, posibilidades, deseos. Lo que estamos proponiendo es lo contrario al fascismo, lo contrario al fundamentalismo”.

“Cuando negamos a los chicos y chicas poder pensar y formarse en cuestiones alrededor de la vida sexual y reproductiva, les estamos prohibiendo ser. Creo que todas las cuestiones alrededor de la vida sexual y reproductiva son derechos y son parte también de los derechos culturales. Como tales, tienen que estar garantizados por el Estado y la escuela es el primer espacio de socialización, donde todas las personas deben ser tratadas con igualdad”.

“Tenemos una fuerte tradición de educación pública y este es el espacio privilegiado para lograr que todos y todas accedamos a determinadas cosas. Luego, cada quien hace su recorrido, pero la escuela garantiza eso: la posibilidad común de acceder a los derechos más básicos”.

La CLADE (Campaña Latinoamericana) y la CADE (Campaña Argentina) son redes integradas por organizaciones sociales. Algunas de las actividades sobre la temática que realizan sus miembros son: los diálogos virtuales Puentes del Sur y el Conversatorio sobre Infancias diversas impulsado por OMEP Argentina. Además, las y los docentes del Centro de Estudio del Sindicato Nacional de Trabajadores/as de Educación Popular de Gestión Social, trabajan estas temáticas en los bachilleratos populares.

Todos estos temas serán parte de la celebración de los 20 años de Fundación SES. Seguí el programa de actividades para enterarte de todos los eventos.